Endodoncia

La pulpitis, o inflamación de la pulpa es una de las causas más dolorosas de visita de urgencia a la clínica.

El síntoma principal es el dolor. Puede producir también sensibilidad extrema a las comidas calientes o frías, dolor al apoyar con su diente antagonista y durante la masticación.

El tratamiento de endodoncia será necesario cuando la pulpa haya quedado expuesta a bacterias que puedan producir infección o inflamación.

Las causas más comunes de esta exposición son: 

Caries en estado muy avanzado.

Traumatismo o rotura.

Desgaste dental, producido entre otros por bruxismo.

¿Cómo es el procedimiento de endodoncia?

Una de las preocupaciones más habituales del paciente a quien se le tiene que practicar una endodoncia es si va a sufrir dolor, porque por lo general ya lo está padeciendo. 

La endodoncia se practica con anestesia local, así que el paciente no debería sentir molestias durante el proceso, el cual pasamos a detallar a continuación: 

  • Se abre la corona del diente para tener acceso a la pulpa.
  • Se eliminan los tejidos afectados, y se limpian los conductos y se prepara la zona para el relleno posterior asegurándonos de que no haya posibilidad de una nueva infección. 
  • Se rellenan los conductos y se deja la pieza insensibilizada. 
  • Por último realiza un sellado mediante un empaste

Lo que se consigue mediante la endodoncia es que el paciente por un lado deje de sufrir el dolor que lo lleva a consulta y por otro conserve su propia pieza.

Un diente que haya pasado un proceso de endodoncia es algo más débil que uno sano, pero con los cuidados adecuados se conservará como el resto de piezas.

Hay tres tipos de endodoncia según el tipo de diente que se vea afectado:

  • Unirradicular: Cuando el diente solo tiene una raíz y un conducto pulpar.
  • Birradicular: Cuando la pieza tiene dos raíces y dos conductos pulpares.
  • Multirradicular: Cuando tiene más de dos raíces y conductos. 

También existen distintos materiales para la obturación de la pieza. Estos materiales deben evitar que el deterioro de la pieza empeore y recuperar su funcionalidad. Además se busca que sean lo más estéticos posibles de manera que una vez terminado el tratamiento no se note que se ha pasado por este proceso y tanto el paciente como su entorno lo reconozcan como un diente “natural”.

¿Necesitas asesoramiento personalizado?

Ponte en contacto con nosotros y solicita tu cita gratuita sin ningún tipo de compromiso.

Más información sobre tratamientos

985 294 337