Qué es el sarro y por qué se acumula

Qué es el sarro y por qué se acumula

El sarro en los dientes es uno de los problemas más habituales de salud bucodental. La acumulación de sarro es un proceso natural que afecta en mayor o menor medida a todas las personas y que en caso de no ser controlado, puede ser causa de ciertas enfermedades dentales. 

Cómo evitar el sarro en los dientes

El sarro, también llamado cálculo o tártaro dental, se produce cuando la placa bacteriana se adhiere a la dentadura, mineraliza y se endurece sobre todo en la línea de las encías. 

Se piensa que era una defensa natural de la boca en el hombre primitivo, que necesitaba contrarrestar la acidez de los alimentos propios de la dieta de recolector. Los alimentos crudos y fibrosos ayudaban a la eliminación de la placa, manteniendo el buen estado de la dentadura. 

Sin embargo, con la evolución social, el descubrimiento del fuego y el cambio en la alimentación, la placa bacteriana no se elimina de forma natural con la propia masticación y supone en muchos casos un problema por su acumulación. 

limpiar sarro dientes

La placa bacteriana, también llamada biofilm dental, es una película transparente muy fina sobre la que se depositan las bacterias, y que en caso de no eliminarse se calcifica y torna a un color amarillento y en casos más graves marronáceo. Es entonces cuando hablamos de sarro dental. El proceso de mineralización y endurecimiento de la placa, en muchos casos no tarda más de 24 horas. 

¿Cómo perjudica el sarro a la salud bucodental?

El sarro acumulado tiene una superficie rugosa, lo que facilita la proliferación de las bacterias, y puede producir retracciones de la encía, gingivitis, periodontitis, e incluso halitosis, por no hablar del factor estético, ya que el sarro afea la dentadura dándole un aspecto amarillento y sucio.

El sarro en sí no es una enfermedad dental. El peligro de la acumulación de sarro está en que de no ser tratado, sí puede convertirse en la causa de una afección más grave. Es conveniente recordar que las caries y la enfermedad periodontal (gingivitis, o periodontitis) son de los problemas dentales más habituales en la población general, y además pueden ser causa de pérdida de piezas dentales. Asimismo, el sarro se acumula tanto en la parte visible del diente, como en el interior de la encía, donde se crea una “bolsa” en que las bacterias proliferan provocando una pérdida progresiva de encía y masa ósea.

¿Cómo evitar la aparición del sarro en los dientes?

Como hemos apuntado anteriormente, la aparición de placa bacteriana es un proceso natural derivado del contacto de nuestra saliva con la comida y es algo con lo que tenemos que convivir. 

Lo que sí podemos hacer es evitar su acumulación. Para ello, solo hay que seguir unas sencillas rutinas de higiene: 

  • Cepillado regular: Es importante cepillarse los dientes un mínimo de tres veces al día, y a ser posible, después de cada comida. 
  • Uso de hilo dental: Es posible que el cepillo no llegue a todos los espacios interdentales, cosa que sí se consigue con la seda dental. En caso de tener una arcada dental irregular o con dientes montados se debe hacer especial hincapié en estas zonas porque son un espacio donde el sarro tiende a acumularse. 
  • Uso de cepillo a Inter próximales: Son muy importantes, sobre todo en pacientes periodontales que tienen espacios más grandes entre diente y diente, suelen perder parte de la papila interdental, con lo que si no se usa este tipo de cepillos esa zona no quedaría higienizada.
  • Limpieza dental periódica en la clínica: Según el pH de tu saliva puedes tener más o menos predisposición a la acumulación de sarro, y una vez ha comenzado su adhesión a los dientes, es necesario material especial y una mano profesional. Se recomienda realizar una limpieza dental al menos una vez al año.

¿Cómo eliminar el sarro de la dentadura?

No existe un método casero para la eliminación del sarro. Cuando hablamos de sarro, estamos hablando de una placa endurecida y sólida que no se puede eliminar ni con el mejor de los cepillados, ni con cepillos eléctricos ni con irrigadores de agua. 

Para eliminar el sarro de la dentadura es necesario acudir al especialista para que retire todos los restos de sarro acumulado, sirviéndose de aparatos de ultrasonido, agua a presión y en casos más avanzados raspados y alisados radiculares.

¿Cómo realizamos las limpiezas en nuestra clínica? Contamos con la tecnología más avanzada para realizar este tratamiento de la forma más agradable posible. Para ello, usamos el aeropulidor de EMS con el protocolo GBT, Guided Biofilm Therapy. Sirve para todo tipo de casos, niños, adultos y hasta pacientes con brackets sin necesidad de retirar los arcos. 

Lo primero que realizamos es la aplicación de un revelador que da color al biofilm (una película formada por bacterias en la superficie de los dientes), de esta forma podemos enseñar visualmente al paciente en qué zonas se está cepillando peor.

Después de esto utilizaremos el aeropulidor, es un spray de agua caliente con polvo de eritritol, limpia de manera muy eficaz incluso tratando bolsas periodontales de 4 mm, también previene de la aparicion de caries. He  visto como encías muy inflamadas y con bolsas periodontales incipientes quedaban resueltas en una semana después de realizar una limpieza con esta tecnología.

Posteriormente usaremos el piezon no pain (sin dolor) para las zonas con cálculo más duro.

Los dientes quedan limpios al 100 por 100, con la superficie lisa, lo que dificulta el acúmulo de nueva placa. No he visto limpieza más eficaz que esta, ha sido un cambio total en nuestra clínica después de implementar este protocolo. Siempre hemos dado mucha importancia a la salud de las encías, es la base de una buena salud oral. 

telefono
Abrir chat